La curadora ecuatoriana del Proyecto

Parte fundamental del proyecto “Arte y patios de Quito” es el trabajo de la curaduría, en representación de Ecuador interviene Katya Cazar, cuya asistencia ha sido muy importante en la selección de los patios, la interrelación con los artistas, el intercambio de ideas y criterios con Gerardo Mosquera, entre otras actividades que ha desarrollado desde el inicio del Proyecto, hace poco más de un año.

Katya Cazar, cuencana de nacimiento, especializada en Artes Visuales, su carrera ha estado enfocada en las Artes Plásticas, ha realizado varias exposiciones colectivas e individuales dentro y fuera del país; confiesa estar feliz de participar en esta propuesta de Arte Contemporáneo en patios, porque se retroalimenta como curadora y como artista.

A dos meses de la presentación de la Muestra nos indica que en este punto se encuentran en la parte más rica del proceso creativo en el que se empieza a sentir un feedback con los artistas y los patios. Se van estableciendo los diálogos a partir de la información que posee cada uno, así como también de los elementos personales obtenidos en sus visitas a los espacios y de las charlas con la gente que los habita, con los dueños, con el entorno.

De los diez patios en los que se expondrán las obras, dos son privados, ello supone obtener permisos y por supuesto la colaboración de sus propietarios, quienes según Katya han estado muy abiertos y se han convertido en un elemento potenciador que permite a los artistas tener mayores datos y nuevas experiencias de primera mano.

“Arte contemporáneo y Patios de Quito” una exposición sin precedentes en la historia del arte ecuatoriano, permitirá a quienes la visiten recuperar el imaginario de la ciudad que han olvidado y rescatar muchas cosas que cientos de ecuatorianos vivieron en estos lugares, que fueron residencia de abuelos, padres y familias completas durante generaciones. Para Katya esto es una ventaja, dejar las galerías y recurrir a sitios que no son museísticos. “Me parece maravilloso que un niño salga de su escuela, cruce la calle y se encuentre una obra de arte” porque ese acercamiento va a generar muchas cosas”.

Hacer una exposición tan ambiciosa como esta genera dificultades de orden económico, logístico, que sin embargo no han sido impedimentos para sacarla adelante. Eso es muy importante a criterio de la curadora asistente pues se ha llegado a un punto sobre la escena del arte ecuatoriano contemporáneo, que pese a todas las crisis económicas que vive la cultura en el Ecuador, “este es un momento vital para retomar y volver a vivir experiencias artísticas como esta, con invitados nacionales e internacionales, integrando la obra al centro de Quito, que todavía es uno de los centros históricos Patrimoniales del mundo vivo, dónde aún hay gente que lo habita y por tanto hay una gran dinámica.”

Lamenta que en nuestro país no ha existido regularmente una educación artística, incluso comenta que se suspendió del currículo educativo este materia y si bien tenemos un vínculo con el arte colonial hay una distancia grande con el arte contemporáneo, -aunque reconoce- que esto no solo pasa en el Ecuador, pues generalmente este tipo de arte se lo mira como un “arte de élite” cultural y socialmente, por eso son importantes iniciativas como esta al que tendrá acceso cualquier persona que pase por uno de los patios.

Hablando de la obra propiamente, que podremos disfrutar en cada espacio, nos dice que cada una será independiente, no habrá interrelación entre ellas, pues cada artista hará su creación a través de su inspiración y de la empatía que establece con el espacio; habrá hojas de visita, mediadores y toda una estrategia visual de comunicación educativa.

Katya Cazar es los ojos del curador cubano-español en Ecuador; al despedirnos nos revela que le encantaría replicar esta exposición en su natal Cuenca porque es también una ciudad patrimonial que tiene otro tipo patios maravillosos.

“Lo que viene de aquí en adelante es mucho trabajo para el disfrute de la gente y para que se visualice al Ecuador como escena del arte contemporáneo ante el mundo.”

db /